Authors Posts by Josep Trepat

Josep Trepat

14 POSTS 0 COMMENTS

0 1965

Logotipo Lagunitas

Asistimos a la presentación de la americana Lagunitas en el Club Belafonte de Barcelona, convertido para la ocasión en TapRoom de la marca. Un tap takeover con barriles de su buque insignia, la IPA, y también una de sus cervezas de trigo, la Little Sumpin’ Sumpin’ ale, ésta embotellada.

Lagunitas es la Quinta mayor cerveza artesanal de Estados Unidos, los últimos años con crecimientos que duplicaban a los del sector y previsiones de desarrollo que hicieron que una de las marcas globales se fijase en ella para entrar en la elaboración artesanal. La holandesa Heikenen adquirió el 50% de las acciones en 2015 en su estrategia de expansión.

Fue fundada 1993 y ha crecido a golpe de acontecimiento desde sus orígenes. Tony Magee elaboraba cerveza en el sótano, hasta que un Día de Acción de Gracias sufrió un incendio y quemó parte de la cocina. Así que su mujer le obligó a buscarse otra ubicación donde desarrollar su afición de homebrewer y aprovechó para crecer. Un año después de constituirse la empresa en Lagunitas, la empresa y sus vertidos aumentaron tanto que de los desagües de los domicilios de la población manaba cerveza. Así que la empresa fue invitada a mudarse, y nuevamente crecer, esta vez en Petaluma, pero llevándose con ella el nombre de Lagunitas. Posteriormente se creó la fábrica de Chicago, y su formidable TapRoom, para abastecer la costa este. Y una tercera fábrica en Azusa, California.

Lagunitas sigue siendo dirigida por Tony Magee, su fundador y presidente ejecutivo, y opera como una unidad independiente de Heikenen. Mantiene su carácter irreverente y elaboraciones singulares, tanto las clásicas como las actuales. Hay que considerar que Tony Magee ha transmitido su personalidad a todo lo relativo a la marca, desde el diseño de etiquetas, la mascota inspirada en Petey de The Little Rascals, las recetas, etc.

Fotos presentación Lagunitas

La primera cerveza que presentaron fue su famosa IPA de 1995, originalmente elaborada con 43 lúpulos y 65 maltas diferentes. Una IPA fácilmente bebible de 52 IBUs. Muy aromática. Las maltas Crystal inglesas, Munich y Caramel aportan un poco de tostado y cuerpo, y suavizan los lúpulos americanos (Columbus, Tomahawk, Zeus, Willamette, Cascade, etc.). Como dicen ellos, no es una IPA que vaya a arruinarte el paladar, sino que va a maridar bien con la comida. De entrada, es lupulada, resinosa y cítrica, pero acaba con un final maltoso, caramelizado, que diluye el amargor.

Y la Littel Sumpin’ Sumpin’ ale, a medio camino de la Hefeweizen y la IPA. 50% de malta de trigo: blanco, torrefacto inglés, tostado belga, etc. que aportan diferentes sabores. Y un 80% del lúpulo para aroma. Aun así, cuenta con 65 IBUs. Resulta un sabor complejo con notas muy variadas que no desentonan: piña, cedro, pino, pomelo, lima… pero también frutas como cerezas, arándanos, etc. Muy clara y sin poso, filtrada. Tiene un final fuerte a lúpulo, pero sin sensación de amargor ni demasiada acidez, y cuerpo sedoso.

Esperamos que quieran construir alguna fábrica por estos lares, para tomar sus cervezas más frescas si cabe.

Birrapedia – Lagunitas – Lagunitas IPA – Lagunitas Little Sumpin

0 804

Logoitipo y fotografias BBF2017

Un año más del colosal Barcelona Beer Festival: casi 500 cervezas, 100 surtidores, 26 stands de expositores profesionales y preparado para acoger 40.000 asistentes.

Les Drassanes era lugar muy atractivo, toda aquella arquitectura gótica se corresponde mucho con la actividad cerveza si uno piensa en la imagen medieval, monjes, abadías … pero quedaba abarrotado a medida que ha ido creciendo el festival. De los 10.000 asistentes el primer año a 30.000 en la pasada edición. Muchas colas, saturación, imposibilidad de ubicar más stands y actividades, pocas mesas y, en el exterior, separados de los turistas y otros peatones por unas vallas metálicas, de aquellas de obras, que daba sensación de provisionalidad.

En La Farga de L’Hospitalet hay mucho más espacio tanto en el exterior como en el interior. Y en esta edición todavía había una buena parte del recinto sin utilizar. Pierde encanto, eso sí.

Tuve dos impresiones del certamen. Pasé el sábado hacia el mediodía arrastrando a toda la familia, en plan tapeo. A esa hora era ideal para un público familiar. Ambiente tranquilo, mesas libres, prácticamente sin colas para la comida y la bebida, los críos corriendo por allí sin temor a perderlos ni ser tragados por una avalancha humana, y con alguna actividad familiar en el escenario. Y bien lograda la oferta gastronómica de proximidad del Parque Agrario del Baix Llobregat: alcachofas del Prat, calçots de Gavà, pollos Pota Blava del Prat transformados en pollycaos, croquetas y albóndigas.

Después volví a última hora del sábado. Me encontré una cola de espanto para comprar las entradas. Suerte que estaban previstos accesos separados para acreditados y asistentes que ya habían retirado las entradas anteriormente y que llevaban la pulsera correspondiente. Dentro, todos los espacios estaban ocupados y abarrotados, mucho ruido ambiente, asistentes y niños sentados por el suelo y mucho calor humano.

Una sugerencia para la organización. Aprovechando que hay espacio, podrían haber repartido los surtidores por todo alrededor y separarlos un poco, así las colas, las aglomeraciones, no serían tan agobiantes. También podrían poner más fregaderos donde enjuagar los vasos, que es otro de los puntos donde se hacina el personal.

Por cierto, un detalle bonito, este año las fichas de la feria estaban dedicadas al maestro Steve Huxley.
Había actividades de asociaciones como la francesa Brassage d’Artistes, del Gremi d’Elaboradors de Cervesa Artesana i Natural (Gecan), Asociación Española de Técnicos de Cerveza y Malta, la americana Brewers Association, etc. y de productores, distribuidores, elaboradores, sumilleres y chefs reconocidos.

En cuanto a las cervezas, una participación inabarcable, 468 cervezas y algunas sorpresas:

Es ya un clásico el pack de cada año dedicado a los cuatro ingredientes de la cerveza. Este año elaboradas por Cervezas Espiga (Agua, una IPA con agua burtonizada), Más Malta (como no, la dedicada a la Malta, una Red Ale), Edge Brewing (Lúpulo, una APA afrutada, con muchos lúpulos de aroma y dry hopping) y La Calavera (Levadura, mirando hacia uno de los lugares donde más importancia se le da, una Belgian Golden Ale).

La edición especial por BBF2017 de Stone Brewing desde sus instalaciones de Berlín, una Milk Stout con café. Realmente buena, sabor bien redondeado, torrefacto pero redondo, nada empalagosa.

Fotos BBF2017

También propuestas no muy habituales, como las Sours Petrus de la Brouwerij De Brabandere. Ofrecen un pack de sus Aged Pale (100% procedente de los foeders, barricas de roble de envejecimiento, después de 2 años de fermentación), Aged Red con cerezas y Roodbrun (33% del FOED y el resto cerveza joven) para hacerse uno mismo el blending, la mezcla. Probé la Aged Pale, acética pero muy comedida.

De As Cerveza Artesana me quedé con las ganas de probar el Black & Tan, mezcla inglesa de dos cervezas parecido al café irlandés, donde las dos cervezas se mantienen separadas en el mismo vaso por la distinta densidad de cada una de ellas.

También había elaboradores rusos (probé alguna IPA bien lograda), los habituales de Quebec (Brasseur du Monde, Farnham, etc.)…

Y también hicieron incursión algunas de las grandes marcas, que han logrado poner un pie de forma testimonial en el BBF: Moritz justificando su condición de elaborardor artesano por el brewpub de La Fábrica Moritz, presentaba una Scotch Ale. Pilsner Urquell con su Tankovna itinerante de pilsen fresca y sin pasteurizar. Nómada Brewing, que desde la entrada de una gran cervecera en el capital habían sido invitados a no participar en alguna feria. Viendo el revuelo que tomaba el tema y como algunos opinadores empezaban a repartir caña, tampoco me pareció demasiado molesto, la verdad. Casi que me pareció más inapropiado que en medio de tanto ambiente de cerveza artesanal, camisetas y sudaderas con mensaje, encontrase una chica que atendía una de las barras de comida llevando una camiseta de… ¡Estrella Galicia!

2 1005

Petainer

Durante el Barcelona Beer Festival pasamos por el stand de Petainer, empresa líder del sector en envases PET, con una producción anual cercana a los 12 millones de kegs, que ha fijado su atención en los mercados de microcerveceras y cerveceras artesanales tras la experiencia adquirida en su trabajo con cerveceras globales.

En sus planes de crecimiento en España y Portugal han designado nuevos distribuidores de PetainerKeg. Nos atendió Dani Vall como distribuidor oficial de PetainerKeg.

Desde los primeros pasos de los kegs de polietileno desechables, en 1996, cada vez más están sustituyendo a los tradicionales barriles metálicos, de acero inoxidable o aluminio. Más aún con la expansión de las compañías cerveceras a mercados extranjeros, que suponen un reto para la cadena de suministro por el aumento de la distancia con los clientes a la vez que disminuyen los ratios de circulación y capacidades de los barriles de 50 litros a los de 30 y 20.

Los costes de los barriles metálicos reutilizables son elevados, no sólo por la propia adquisición de los barriles en un número suficiente para afrontar picos de demanda, sino por su almacenamiento, el mayor peso a transportar, el retorno, limpieza y reparaciones. Además de tener estos inconvenientes para el elaborador, también requiere que los establecimientos dediquen espacio a almacenarlos una vez utilizados.

petainerKegs

El uso de kegs desechables facilita el proceso de suministro. En el caso de Petainer, con stock en Barcelona, el suministro es inmediato.

El coste de adquisición de los barriles disminuye significativamente respecto a los metálicos tradicionales, hasta a una octava parte.

Supone un transporte más económico por el menor peso a transportar, de hasta 10 kg por barril, de lo que también resultan beneficiados los distribuidores y establecimientos al manejar los barriles. Buena parte del ahorro de costes de transporte es debido a la supresión del retorno. Una vez utilizado el barril se desecha y recicla. Además implica otras ventajas, como compatibilidad con líneas de llenado y sistemas dispensadores ya implantados, proporcionar mayor protección para el producto (hasta un año), costes inferiores a otros productos similares gracias al mayor estirado del polietileno que reduce el peso y facilita el reciclaje, o por personalizar el envoltorio.

Los conocimientos y experiencia de Petainer les ha llevado a establecer la tienda en línea Petainershop.com para adquirir pequeñas cantidades de petainerKeg, con un plazo de entrega de tres o cuatro días, y a desarrollar una app gratuita para el correcto uso de petainerKeg (en App Store de Apple y en Google Play). Seguramente una alternativa económica y funcional a considerar por las microcervecerías.

Tienda Petainer Europa – https://www.petainershop.eu/

PetainerKeg – http://www.petainerkeg.com/

Contacto en España – danivall@rastal.es – Tlf. 661677862

0 1244

Jef Van den Steen de De Glazen Toren

Volvemos a Lambicus con motivo de la cata guiada de las cervezas de De Glazen Toren, esta vez de la mano de uno de sus creadores. Recordad que los productos de la marca de la torre de cristal están disponibles en Lambicus (C. Tamarit, 107 08015 Barcelona info@lambicus.com) tanto para el público como para distribución a otros establecimientos.

La cata empezó con un Jef Van den Steen desenfadado tras salvar los retrasos aéreos que casi nos arruinan la tarde. Todo un personaje con el que recorrimos el origen de su pasión por la cerveza, los inicios en su garaje con un equipo de 60 litros, su titulación como gran maestro cervecero en la Universidad e Gante y la reconversión del lupanar De Glazen Toren en obrador.

Mostró sus dotes comunicativas atesoradas tras años de profesor de matemáticas, transitamos entre anécdotas por la evolución de la cerveza belga, sazonada con detalles técnicos de sus elaboraciones y la descripción de las cervezas que catamos.

Cabe recordar que Jef Van den Steen posee un bagaje considerable. Fue editor de The Zytholoog (la revista de la confederación de catadores belgas) y autor de numerosos libros publicados sobre la cerveza belga (Les trappistes: Bières de tradition, Geuze en kriek. De champagne onder de vieren, Trappist: de tien heerlijke vieren, etc.).

Cerveza de De Glazen Toren
La primera que catamos es la primera que elaboró de manera profesional: la Saison D’Erpe-Mere. Es un estilo genuinamente valón, de Hainaut, donde se encuentran 22 de los 23 productores de esta Saison tradicional. El único que se halla en la zona flamenca no podía ser otro que De Glazen Toren, que la elabora en su fábrica de Erpe-Mere, a medio camino de Bruselas y Gante.

Es una cerveza vinculada a la vida agraria, de temporada, que se elaboraba en invierno principalmente por dos razones: controlar la temperatura de fermentación y maduración, y aprovechar la disminución del trabajo del campo. Y se consumía en primavera y verano, durante intensas jornadas de trabajo. Por este motivo no es una cerveza dulce, sino que se caracteriza por su acidez, para que resulte refrescante y aplaque la sed.

Es una saison muy lupulada. Aunque emplean Hallertau y Target, es determinante la gran cantidad que se añade durante el enfriado de lúpulo Saaz con un porcentaje de alfa ácidos muy bajo (2,5%), con lo que consiguen un aroma remarcable mientras el amargor se mantiene comedido. Turbia, de color amarillo muy pálido. La espuma es muy generosa, blanca, cremosa y persistente. Bien carbonatada, discreta acidez por el uso de una octava parte de trigo, y un final tirando a largo.

Esta cerveza ha recibido diversos galardones y su demanda impulsó el aumento de la capacidad de producción de la cervecería y como remarcó Jef, disminuir sus días de ocio.

A continuación, probamos la Jan De Lichte, la cerveza Dubbel de trigo de De Glazen Toren elaborada según la tradición de la región de Brabante, con coriandro y piel de naranja dulce de curaçao. El gusto especiado es sutil, sólo emplean 1 gramo de cilantro cada 5 litros. Espuma blanca, densa, de burbuja pequeña. Turbia. Se aprecia el refrescante trigo y reminiscencias de pomelo o naranja, y cilantro. Ofrece un final seco.

Se diferencia de otras cervezas de trigo por un mayor contenido alcohólico, con un 7%.

Como curiosidad, sus botellas van etiquetadas con la fecha de embotellado y no la de consumo preferente. Nos recomienda que la guardemos 2 años o más para apreciar cómo cambia el perfil al atenuarse los aspectos más frescos.

Después probamos la Tripel de Glazen Toren, la Ondineke. De color miel, ligeramente acaramelada con textura cremosa y perfectamente carbonatada. Espuma blanca, cremosa, de las que deja encaje belga en el cristal. Más alcohólica (8,5%) que las anteriores y más sutil en todos los perfiles. No se nota para nada el alcohol, resultando muy fácilmente bebible.

De Glazen Toren 1976
Para acabar pudimos probar la excelente 1976. Dedicada a Lucien Van Impe, el último campeón belga del Tour de France ya hace 40 años, originario de Erpe-Mere y antiguo compañero de escuela de Jef Van den Steen.

Es una Tripel de 9%, sin filtrar, pero muy transparente tras acondicionarla un mes antes de embotellar para que decanten las partículas en suspensión. Evitando así un filtrado que reduciría sus características. A continuación, añaden una levadura de embotellado.

Como puntualizó Jef, es la única cerveza de De Glazen Toren que no presentan con su habitual envoltorio de papel, sino con una sugestiva etiqueta de color maillot jaune. Y es así pensando en mantenerla fría en la cubitera.

Y aún pude comprar la Cuvée Angélique para completar toda la gama de De Glazen Toren. Es una Dubbel Special Belge de 8%. Un estilo de inicios de siglo XX que se acabó de perfilar con un alto porcentaje de alcohol tras la segunda guerra mundial, y que De Glazen Toren ha querido recuperar. De color ámbar y con una generosa espuma beige, de burbuja pequeña y bien densa. De gran cuerpo y efervescencia. Es la típica cerveza belga dulzona, con sabores a caramelo, pero con un final seco agradable. Con un amargor moderado y terroso, con alguna nota a madera.

Sólo nos queda por decir: Proost! O Santé!

Lambicus

Birrapedia – Lambicus

Birrapedia – De Glazen Toren

0 1314

StoneBrewing_011

De la mano de Crusat asistimos a la presentación europea de Stone Brewing en el Brewdog de Barcelona y a continuación pudimos continuar probando sus cervezas en el Tap Takeover que siguió en el BierCaB.

La presentación fue protagonizada por Greg Koch, cofundador de Stone Brewing. La compañía creada en 1996, considerada una de las mejores del mundo (dos veces elegida “La mejor cervecera del mundo” por BeerAdvocate) y con un gran crecimiento (actualmente es la novena fábrica artesanal de Estados Unidos), que además de construir una nueva planta en Richmond, ahora desembarca en Europa con la implantación de una fábrica en Berlín, en una antigua planta de gas construida en 1901.

Es la primera cervecera artesanal americana que construye una fábrica propia en Europa. Hasta ahora sólo habíamos visto colaboraciones que reproducían algunas cervezas americanas ya existentes, utilizando ingredientes y métodos americanos. Anexo a la fábrica de Berlín, este verano se inaugurará un bristo gestionado por Stone Brewing.

Además, aumenta a 18 países en los que se distribuye la marca tras escoger a Crusat como distribuidor en España, manteniendo estándares de calidad como asegurar la cadena de frío en todo el proceso de distribución. Crusat, a su vez, ha alcanzado un acuerdo con Zombier para llevar a cabo la distribución de Stone Brewing en determinadas zonas.

Cervezas y posavasos Stone Brewing

La cata guiada contó con la Stone IPA elaborada en Alemania. Es la icónica IPA al estilo Costa Oeste Americana que desde 1997 arrastra fanáticos del lúpulo, muy cítrica y de un amargor limpio y persistente.

Seguida de la Arrogant Bastard Ale, otro éxito que se mantiene desde 1997, y de la Stone Ruination Double IPA, lanzada el 2002 en Estados Unidos. Fue la primera Double IPA estilo Costa Oeste. Potente esencia tropical, cítrica y herbal de pino y melón. De final seco y amargo.

Fotografía BierCaB

Además, en el Tap Takeover pudimos probar algunas elaboraciones más:

La Pataskala Red X IPA, con mucho regusto cítrico y notas de toffee y panadería.

La Stone Cali-Belgique IPA, la gemela de la clásica Stone IPA pero con el uso de levaduras belgas. El dulzor que aporta la levadura aumenta la profundidad del lúpulo, con aromas tropicales, banana y clavo.

Y la Go to IPA, una Session IPA de lo más lupulada aunque sólo indique 65 IBUs, con nueve variedades de lúpulo y un amargor cortante, seco, de los que resultan metálicos.

Birrapedia – Stone Brewing

Birrapedia – Crusat

0 1347

Logotipo y envoltorios De Glazen Toren

Repetimos visita a Lambicus (www.lambicus.com) para la presentación de las cervezas de De Glazen Toren, marca de reconocido prestigio, como atestiguan galardones y buenas críticas. Las cervezas están disponibles en Lambicus para el público, pero también para otras tiendas, bares y restaurantes.

La compañía fue creada en el 2002 por Jef Van den Steen y Dirk De Pauw. Su historia común empieza en el ayuntamiento de Erpe-Mere, donde coinciden en 1980 compartiendo su pasión por la cerveza y decidieron convertir su pasatiempo en un proyecto empresarial. Una vez titulados grandes maestros cerveceros por la Universidad de Gante incorporaron a Mark De Neef y recuperaron equipamiento del cierre de la fábrica Meesters para empezar su singladura oficialmente el 2004.

Fotografía de los fundadores de De Glazen Toren e instalaciones

Además, Jef Van den Steen ha desarrollado una prolífica actividad, siendo editor de The Zytholoog (la revista de la confederación de catadores belgas) y autor de numerosos libros publicados sobre la cerveza belga (Les trappistes: Bières de tradition, Geuze en kriek. De champagne onder de vieren, Trappist: de tien heerlijke vieren, etc.).

BeerAdvocate situó su primera cerveza, la Saison D’Erpe-Mere, entre las 50 mejores del mundo. Este éxito, sobretodo en EE.UU., les empujó a ampliar su capacidad de producción en diversas ocasiones. De Glazen Toren está orientada a la exportación, llegando a EE.UU., Italia, Japón, Suecia, Australia, Canadá, etc.

Elaboran cerveza sin filtrar, de estilos y métodos tradicionales, sin ningún tipo de adiciones o medios artificiales y donde prima la calidad. Como particularidad, en botella solamente ofrecen la medida de 75 cl., sin etiquetar, presentadas en un envoltorio de papel.

Catamos tres de sus cervezas: la Saison d’Erpe-Mere, la Dubbel Witbier Jan De Lichte y la Tripel Ondineke.

Fotografia cervezas de De Glazen Toren

La más representativa como fábrica tradicional y la primera que sacaron al mercado es una saison. Es un estilo genuinamente belga, de Valonia, de la parte francófona, vinculado a la vida agraria, tradicional y rústica. De alta fermentación, de temporada, que los granjeros elaboraban en invierno para controlar la temperatura de fermentación y maduración, cosa que no era posible en los meses más calurosos. Es de color pálido, suele ser altamente carbonatada, pueden añadirse otros cereales aparte de la cebada, por lo general se da un uso atrevido del lúpulo, probablemente para asegurar la conservación de la cerveza, pudiendo añadir especias para complementar el carácter de la levadura y una mayor acidez que otros estilos belgas, llegando a mezclarlas con cervezas lámbicas para aumentar la acidez. La atenuación también es elevada, por lo que debería tener un final seco.

La Saison d’Erpe-Mere sigue la antigua tradición saison de la provincia de Hainaut. A juzgar por las valoraciones de RateBeer y BeerAdvocate se ajusta escrupulosamente al estilo, como no podía ser de otra manera vista la motivación de los productores. Turbia de color amarillo pálido. La espuma es muy generosa, blanca, cremosa y persistente. Bien carbonatada, discreta acidez que la hace refrescante, con uso de malta Pilsner y trigo. Bastante lupulada con cuotas de amargor, aroma y hop stand (lúpulos Saaz, Hallertau y Target) y aroma cítrico, que recuerda al limón. El final está dentro del estilo, pero con un sabor tirando a largo, amargo. Es de las que hay que degustar con calma, y no tan fáciles de tomar como otras saison sin tanto carácter.

Fue galardonada con el USA drafts top 25 beers of the year 2009, Silver Medal Belgian Beer Awards 2014 y medalla de plata de la revista noruega Klikk.

A continuación, probamos la Jan De Lichte, la cerveza de trigo de De Glazen Toren elaborada según la tradición de la región de Brabante, con cilantro y piel de curaçao. Es una Dubbel Witbier. Espuma blanca, densa, de burbuja pequeña. Turbia.  Se aprecia un refrescante trigo y reminiscencias de pomelo o naranja, y cilantro. Ofrece un final seco. A destacar sus 7%.

Y para finalizar, la Tripel de Glazen Toren, la Ondineke. De color miel, ligeramente acaramelada con textura cremosa y perfectamente carbonatada. Espuma blanca, cremosa, de las que deja encaje belga en el cristal. Es una cerveza con similitudes a su Saison, pero más alcohólica (8,5%) y menos intensa en el resto de perfiles. Menos lupulada, de menor amargor y menor carácter de la levadura y no me pareció nada especiada. Ofrece un sabor más limpio y plano. Muy fácilmente bebible considerando su nivel de alcohol.

En definitiva, unas excelentes cervezas que nada tienen que envidiar a marcas más publicitadas, especialmente su Saison de remarcable carácter.

Birrapedia – De Glazen Toren

0 879

Logotipo Saint Fuillien

Pudimos asistir a la presentación de la marca St-Feuillien en la tienda especializada en cerveza belga Lambicus (www.lambicus.com). Agradecemos a Albert y Henk su invitación al evento y que nos cedan sus fotografías.

El origen remoto de la Brasserie St-Feuillien se encuentra en la abadía de St-Feuillien du Roeulx, erigida en 1125 sobre la capilla donde se veneraba a un monje irlandés llamado Feuillien, que fue martirizado cuando predicaba en ese territorio en el siglo VII. Durante siglos los monjes elaboraron cerveza y su tradición se ha preservado hasta hoy gracias a la conservación de sus recetas de abadía. En 1873 la familia Friart reemprende la producción que quedó interrumpida tras la Revolución Francesa y actualmente la cuarta generación de la familia dirige Brasserie St-Feuillien, siendo miembro de la asociación Belgian Family Brewers. Además de sus tradicionales cervezas de abadía galardonadas con numerosos premios se orienta a la creación de nuevos productos y colaboraciones con cervecerías otros países, de las que pudimos probar un par de elaboraciones.

La cata fue guiada de manera irreprochable por Pierre Hensenne, Export Manager de Brasserie St-Feuillien, y su distribuidor, Sergio Ruiz de Cervezas artesanas LupuluS. Y acompañada de una excelente selección de quesos belgas y franceses.

Fotografías assistente al lk

Empezamos por la primera de una serie de producciones únicas de 36.000 litros que irán sacando al mercado y que no está previsto que se repitan, a pesar de las buenas críticas recibidas: la Limited Edition Nº1. Es una cerveza rubia sin filtrar, cruce de Blanche y Saison. De la Blanche tiene el frescor, ligera acidez, intenso afrutado y aroma cítrico y de coriandro. Y de la Saison, el largo sabor y amargor sin excesos que combina lúpulos europeos (Aramis, Saaz) y americanos (Cascade, Amarillo) con el aroma fresco del dry hopping. El uso de distintos cereales le da en boca una diversidad bien redondeada. En opinión de los presentes es una lástima que no esté prevista producirla de nuevo.

A continuación, degustamos la Saison, una clásica cerveza de Valonia, del terroir del sur de Bélgica. Es la tradicional cerveza de temporada rústica y agraria. Una cálida golden blonde ale sin filtrar llena de matices que entre otros reconocimientos posee la medalla de bronce del Barcelona Beer Challenge celebrado en el último Barcelona Beer Festival.

Seguimos con una cerveza que ella sola ya merece una cata: la Grand Cru, término que indica la versión más elaborada de una marca. Espuma generosa, blanca y compacta, de burbuja pequeña, color claro y cristalina. Lúpulos nobles, con aromas frutales, ausencia de especies y el uso de azúcar para lograr un nivel alcohólico elevado sin densificar el cuerpo. Es una extra-blonde de abadía a la que se añade una segunda levadura de champagne tolerante a sus 9,5% de alcohol para lograr una atenuación completa y sabores propios del cava, pero muy limpios. A diferencia de las anteriores, que se proporcionan en versión de barril y también en su versión con segunda fermentación en botella, ésta es siempre refermentada en botella.

La Triple vendría a ser la hermana pequeña de la Grand Cru. Con cercano grado alcohólico (8,5%) y densidad inicial, comparte una corona de espuma perfecta, de las que producen encajes en la copa, y aunque tiene más color y sabor a malta y especias, a mí personalmente me parece más plana. La Triple obtuvo la medalla de oro de su categoría en el reciente Barcelona Beer Challenge.

Fotografías cervezas St.Feuillien

Y para acabar, una cerveza que no tiene nada que ver con todo lo anterior. Es la colaboración entre Brasserie St-Feuillien y la americana Green Flash gracias a la amistad de sus maestros cerveceros. Tras seis meses de pruebas han logrado replicar la West Coast IPA de Green Flash Brewing, elaborada en Bélgica con la receta e ingredientes americanos originales, produciendo de esta manera una IPA americana de proximidad, fresca y sin oxidar, como ocurre a menudo al importarlas. Es una doble IPA de 95 IBUs y 8%, hecha con lúpulo Simcoe, Columbus, Centennial, Citra y Cascade y malta British Crystal que le confiere una combinación de sabores y aromas a caramelo con tropicales, de pomelo, pino, cítricos y florales de marcada aspereza y persistencia muy distinta de las cervezas de inspiración belga.

Si os dejáis caer por Bélgica, no dudéis en poneros en contacto con la Brasserie St-Feuillien con una semana de antelación, os organizarán una visita guiada y cata de sus cervezas.

Birrapedia – Brasserie St-Feuillien

Birrapedia – Lambicus

Birrapedia – Cervezas Artesanas LupuluS

0 1645

Logotipo ArteSants

Asistimos junto a distribuidores y elaboradores (Piris Beer, BeerCat, As Cervesers, Reptilian…) a la inauguración del ArteSants en Barcelona, en Sants, barrio que no se queda rezagado en concentración de brewpubs y cervecerías de calidad respecto al beerxample .

El encargado de gestionar este nuevo espacio para los amantes de la cerveza craft es el experimentado ZuloGaarden Víctor Martínez.

Fotos inauguración

Cuenta con 26 tiradores en los que tendrán especial protagonismo las elaboraciones artesanas de proximidad, demostrando así la buena salud de que disfruta el sector, y una completa carta de hamburguesas, platos, tapas y pinchos.

Además, puntualmente se organizarán catas, maridajes y cursillos conducidos directamente por los productores para dar a conocer el producto, sus posibilidades culinarias y extender la cultura de la cerveza artesana.

Se trata de un local amplio, con estética de garaje, como diría algún personaje de la industria cervecera, donde no encontraréis dos lámparas iguales y los andamios sirven de barra y las bobinas de madera, de mesa.

Fotos local

En la precipitada pre-inauguración faltaba completar alguna instalación y las familiares pizarras para indicar las cervezas pinchadas acabaron de redondear la decoración. Detalles que estarán resueltos para la inauguración definitiva.

Tendremos que pasarnos a menudo por esta República Independiente de la Espuma, como la definen ellos mismos. ¡Larga vida al ArteSants!

Birrapedia – ArteSants

0 2138

Imagen botella de cerveza La Brava

El pasado 16 de diciembre nos invitaron a la presentación de la nueva etapa de Cervesa La Brava en Sant Feliu de Guíxols.

Han dejado atrás la producción en microcervecerías y las ferias de cerveza artesana. Orientados al gran consumo, van a tratar de ocupar el espacio entre las cervezas industriales y las artesanales, tanto en restauración como en grandes superficies.

Museu Història de Sant Feliu de Guíxols, presentació La Brava

El camino de La Brava empieza en 2008, cuando Cesc Aliart y Sergi Carmona inician la producción de cerveza artesanal. Actualmente cuentan con Paco Sánchez y Jaume Pagès, y el asesoramiento de Barcelona Activa, las Cámaras de Comercio de Girona y Terrassa, las aportaciones de numerosos ángeles inversores, e instalada en la incubadora Nexes.

Por el momento ofrecen un único estilo de cerveza, Pilsen natural producida en la República Checa bajo los estándares e ingredientes más tradicionales, en una fábrica con 150 años de historia. La fermentación se realiza en bañeras abiertas de 17.000 litros, sin azúcares ni gases ni aditivos añadidos, con una fermentación de dos meses, más larga que las cervezas de las grandes marcas, y filtrada y pasteurizada.
Es una cerveza con cuerpo y color dorado intenso, con una graduación ligeramente más alta que la mayoría de pilsen.

La presentación empezó con el visionado del video promocional, un éxito viral que ya acumula 400.000 reproducciones, y la presentación del proyecto por parte de sus responsables.

Mención especial al servicio de alquiler de surtidores con barriles para particulares: entrega y recogida del equipo con sus barriles y formación para su utilización.

Seguidamente ofrecieron un almuerzo con una selección de platos elaborados con su cerveza como la sardina ahumada acompañada de gelatina de cerveza La Brava, salmón marinado con lúpulo o el estofado carbonade flamande con La Brava.

0 1636

Logotipo Maestró

El auge de la cerveza artesana no da signos de debilitarse. Abre el Maestró en el centro de Barcelona. Un local que va un poco más allá que un brewpub. Es un restaurante y microcervecería artesanal, con todo el proceso de elaboración a la vista de los comensales tras paneles de cristal.

El proyecto se origina en Francia, de la mano de la familia Demon. Eric Demon, empresario de la restauración de Montpellier y Benoit Demon, quien emprende el Maestró y nos guió en una visita por las instalaciones.

Fotografia instalaciones Maestró

Producen cuatro tipos de cerveza que se pueden consumir tiradas en el restaurante, sin perder la cadena de frío, directamente desde los tanques de maduración, o bien adquirirlas embotelladas para disfrutarlas en casa.

Las cervezas que elaboran actualmente son de alta fermentación. La Blanche con un 40% de trigo y sin filtrar. La Blonde, una Pilsner para todos los públicos. La Ambrée, una American Amber Ale con notas caramelizadas. Y la Brune, uns Stout con mucho cuerpo, sin filtrar, con sabores a café y cacao.

Fotografia fachada Maestró

Y para acompañarlas, un completo surtido de platos franceses, pinchos y tapas, a destacar entre otros las flammekueches.

Birrapedia – Maestró

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies